Bloqueadores de teléfonos móviles

“Se ha discutido la legalidad de bloquear en varias ocasiones en el contexto de las Directivas  R&TTE (1999/5/EC) y EMC (89/336/EEC). Estos debates han manifestado que los Estados miembros no permiten ni quieren permitir que las radiocomunicaciones sean interrumpidos por aparatos de interferencia operados por los miembros del público.

No es posible construir inhibidores que cumplan con las Directivas R&TTE o EMC. Por lo tanto, tales dispositivos no pueden ser comercializados legalmente dentro de la Comunidad para el uso bajo estas Directivas.

Por lo tanto, cuando tales productos pretenden cumplir con las Directivas R&TTE o EMC, las autoridades de vigilancia del mercado de los Estados miembros tienen la obligación de quitarlos del mercado bajo las cláusulas de estas Directivas y de notificar dichas medidas a la Comisión.”
(2005, http://ec.europa.eu/enterprise/rtte/jammers.htm)

La ley nacional e internacional limita la instalación de sistemas de bloqueo. Sin embargo, para prisiones hay una política general de tolerancia por los riesgos de seguridad relacionados con el uso no autorizado de teléfonos móviles. Esto tiene que ser estudiado para cada país.